Follow by Email

domingo, 27 de marzo de 2011

las notas musicales los intervalos y los acordes

Breve información general sobre las notas musicales, los intervalos y los acordes con sus tonalidades. Está destinada a quien es un buen aficionado a la música pero no conoce su teoría ni la lógica que hay detrás de las notas y los acordes y no desea leerse los manuales de armonía clásica

Así pues, aunque este texto pueda resultar demasiado técnico hemos tratado de simplificar al máximo su estructura pero siempre será necesario usar algunos términos específicos de la escritura musical.

* Generalidades
o Tonos
o Alteraciones
o Claves
o Alteraciones en clave
* Los intervalos
o Tipos de intervalos
o Los grados
o Sonidos de los intervalos
* Las Escalas
o Las escalas mayores y
o Escala cromática
o Escala pentatónica
o Escalas blues
o Modos



* Las notas
o Relaciones pitagóricas
o El ciclo de las quintas
o Enarmonía
o Afinación
* Los acordes
o Notas anglosajonas e italianas
o Acordes anglosajones e italianos
o Acordes barrados
o Quintas vacías

Generalidades

¿Qué es un tono?

En realidad, la verdadera unidad básica dela armonía clásica es el semitono, o sea la diferencia que se encuentra entre dos teclas vecinas del piano o entre un traste y el sucesivo de la guitarra.

Pero no siempre ha sido así, si no que se cogía una escala cualquiera y se veía que la distancia más común entre las notas era la que hay entre do y re, así que se decidió utilizar esta como unidad de base y llamarla tono, mientras que a la distancia menos común (la que hay ente mi e fa) se le llamó semitono.

Esta "convención histórica" puede verse fácilmente en el piano donde las teclas blancas y negras no están colocadas de manera uniforme.

¿Qué son los sostenidos y los bemoles?

Son alteraciones de las notas, técnicamente llamadas accidentes, que desplazan un semitono hacia arriba o hacia abajo con respecto a la nota donde se aplican. Esto hace que uno se encuentre con situaciones divertidas como por ejemplo que el mi sostenido (mi#) se asemeja a un fa, pero como veremos a continuación no son la misma nota, pero por el momento dejémoslo aparte. Lo mismo sucede con el do sostenido y el re (do#, re). Naturalmente existen otras cuestiones que se ven en los estudios superiores, por ejemplo se pueden tener dos sostenidos o dos bemoles en la misma nota, la cual en este caso se desplaza de un tono. Esto se ha llamado (con un gran fantasía) doble sostenido y doble bemol.
Además también existe el becuadro, que tiene la forma siguiente - - e indica "que no importa si la nota tiene un sostenido o un bemol, ahora es como si no lo tuviese". Se trata de una alteración "local", o sea que no va junta a la clave del comienzo y su efecto dura sólo hasta el final del compás, luego continúan teniendo efecto las alteraciones indicadas en la clave.

¿Qué diferencia hay entre la clave de violín y la de bajo?

La primera sirve para las notas mas altas y la segunda para las notas bajas. En realidad existen siete claves (el seticlavio), aunque las mas usadas son las dos extremas. La clave de violín o de sol, es la que generalmente se utiliza para la melodía. En esta clave el primer sol que se encuentra por arriba del do central del piano está ubicada en la segunda línea del pentagrama contando desde abajo. La clave de bajo o clave de fa, se utiliza por ejemplo para escribir la mano izquierda del piano y el primer fa que está debajo del do central está en la línea que lleva debajo dos pequeñas líneas.

Las otras claves del setticlavio son la clave de barítono (esa también está en la zona baja) y las cuatro claves de do, que se parecen a una B mayúscula (en medio de la cual está el do central) y son las llamadas de soprano, mezzosoprano, contralto y tenor. En teoría estas deberían ser utilizadas en la música coral pero en la práctica las contraltos y las sopranos usan la clave de violín, también lo hace el tenor, pero canta una octava por debajo (para recordarlo se le coloca un pequeño 8 debajo de la clave)

Para entender cual es la posición de las diferentes notas, en la figura siguiente se muestra el do central de las diferentes claves.


El do central en el setticlavio: partiendo desde la izquierda, la clave de violín,
las cuatro claves de do (soprano, mezzosoprano, contralto,
tenor), las dos claves de fa (barítono y bajo).

¿Cuándo se ponen los sostenidos y los bemoles en la clave?

Cuando la composición no está ni en do mayor ni en la menor. Cada tonalidad como veremos a continuación, tiene algunas notas que suenan de manera "natural" como sostenidos o bemoles, para evitar de escribirlo cada vez que aparece una de estas notas, esta indicación se coloca al comienzo (en el primer compás). El orden en el que aparecen los sostenidos es fa-do-sol-re-la-mi-si, para los bemoles el orden es el contrario.

De esta forma se puede conocer la tonalidad observando su primer compás donde están los signos de los bemoles o los sostenidos.
mayor menor
do- mayor la-b menor
sol- mayor mi- menor
re- mayor si- menor
la-b mayor fa menor
mi- mayor do menor
si- mayor sol menor
fa mayor re menor
do mayor la menor
# sol mayor mi menor
## re mayor si menor
### la mayor fa-# menor
#### mi mayor do-# menor
##### si mayor sol-# menor
###### fa-# mayor re-# menor
####### do-# mayor la-# menor
Las diferentes tonalidades según el número de bemoles o sostenidos que llevan en la clave.
Intervalos y Escalas

¿Qué son los intervalos?

En la teoría musical, los intervalos se miden contando la nota de la cual se parte y a la cual se llega. Naturalmente el problema está en esta cuenta. A veces se habla de un tono entre una nota y otra y otras veces de un semitono. Si tomamos como unidad fundamental el semitono y aplicándolo a la escala de do, es decir la que contiene las notas "do-re-mi-fa-sol-la-si-do", la que no usa las teclas negras, podremos encontrar los intervalos:

* de segunda, do-re
* de tercera, do-mi
* de cuarta, do-fa
* di quinta , do-sol
* de sexta, do-la
* de séptima, do-si
* de octava, do al do de la octava superior

Si por ejemplo tenemos un do y un sol, el intervalo será de una quinta ya que se cuentan cinco notas - do, re, mi, fa y sol-.

El intervalo entre una nota y si misma no se llama "primera" si no "unísono". También se pueden encontrar otros intervalos más allá de la octava. Los más habituales son los de novena, décima, undécima y decimotercera.

Por lo tanto si encuentro escrito "séptima de dominante" o "acorde de séptima", ¿estoy hablando de un intervalo?

Mas o menos, El acorde de séptima incluye un intervalo de séptima, pero de esto habría que verlo en un verdadero curso de teoría. Por cierto, cuando la frase es acorde de "séptima dominante", habría que realizar otro tipo de consideraciones.

En la armonía clásica o tonal, que es la mas conocida ya que también sirve para escribir canciones, jazz, flamenco, pop, etc., se supone que cada composición posee una tonalidad de base (en general se trata del acorde con el que termina el coro o ritornello) y todos los acordes utilizados en la pieza se consideran siempre en relación con la tonalidad básica.

Es verdad que dentro de un tema se puede cambiar de tonalidad, por ejemplo, luego de un giro de do (do-M, la-m, re-m, sol-7, do-M) se puede colocar un la-7 para ejecutar la misma melodía un tono por encima. Pero en este caso se recalculan todos los acordes nuevamente según esta tonalidad.

Es que para complicar un poco las cosas se decidió llamar a los intervalos relativos a la nota inicial de dos maneras diferentes. El primer grado se refiere a la nota de la tonalidad (el do, si estamos en do mayor) pero también existe el primer grado que forma un intervalo de segunda con la nota de la tonalidad (en nuestro caso sería un re, segunda de do), luego el segundo y así hasta el séptimo.

Pero también es posible conocer estas notas por un "nombre". El primer grado es la tónica, porque es el que indica la tonalidad. El segundo grado es el sobre tono. Luego está la modal o tercera ya que es la que define el modo mayor o menor de la tonalidad. El quinto grado se llama dominante, porque en la armonía clásica es el más importante después de la tonal. El cuarto y sexto grado son respectivamente la subdominante y la sobredominante, y el séptimo grado es la sensible. Si hablamos de la "séptima de dominante" nos referimos a la nota que tiene un intervalo de séptima con el sol, que es la dominante del do, es decir, un fa.

¿Qué son los intervalos mayores y menores?

Aquí la historia se complica un poco. Si continuamos trabajando con la escala de do, nos encontramos con que el intervalo do-mi y el de mi-sol, son terceras, sin embargo al oído suenan muy diferentes. En el caso que observáramos las notas en un piano o en una guitarra, nos daríamos cuenta que en el primer caso hay cuatro semitonos entre las notas y en el segundo solamente tres. El primer intervalo se define como de tercera mayor y el segundo como de tercera menor.

Pero no todos los intervalos tienen esta diversidad, por ejemplo, las octavas son siempre iguales, y lo mismo sucede con las cuartas (con una excepción). Cuando los intervalos son de este tipo se llaman justos. En realidad podríamos continuar durante bastante tiempo con esto. Por ejemplo, un intervalo puede ser excedente cuando es "más que mayor", o disminuido, si es "menos que menor".

En la tabla que sigue, podemos ver cuantos semitonos hay comprendidos en los intervalos desde la segunda a la séptima. La octava se considera convencionalmente siempre como justa y con un intervalo de 12 semitonos. Los números en diferente color corresponden a los intervalos "naturales".

Número de semitonos relativos a los intervalos de la segunda a la séptima

disminuido

menor

justo

mayor

excedente
segunda

(0)

1


2

3
tercera

2

3


4

5
cuarta

4


5


6
quinta

6


7


8
sexta

7

8


9

10
séptima

9

10


11

(12)


Como puedes ver, la cuarta y la quinta tienden a ser justas, mientras los intervalos pueden ser mayores o menores. La segunda disminuida y la séptima excedente existen pero en la práctica no son usadas. Si además tenemos en cuenta los unísonos (cero semitono) y las octavas (doce semitonos) vemos que todos los valores de 0 a 12 semitonos están representados por un valor típico, con excepción del "central" de 6 semitonos.
Se trata del odiado tritono (seis semitonos o sea tres tonos), que se consideraba una maldición en la música medieval pero que hoy en día se utiliza con relativa comodidad. Veremos a continuación porqué no era ni bello ni de fácil utilización.

El tritono


¿Cómo suenan al oído los intervalos?

Como luego veremos hablando de las notas, el intervalo de octava no forma prácticamente ningún acorde y el de quinta, aunque ya de la idea de un acorde, suena muy natural a nuestro oído. Quizá demasiado natural, ya que las reglas de la armonía clásica prohiben escribir música a varias voces en la cual existan dos voces que suban o bajen y acaben con un intervalo de quinta o de octava (las famosas quintas/octavas paralelas, dolor de todos los estudiantes de armonía), a menos que se trate de casos especiales. La razón de esta regla es el sentido de "vacío" que deja el final en estos "no acordes".

Los intervalos de tercera y sexta (ya sea mayor o menor) son en cambio muy densos y dan la idea de un acorde. Estos intervalos se utilizan generalmente cuando se tiene una segunda voz que corre paralela a la melodía en una obra. Hay que tener en cuenta que la "densidad" depende además del hecho que dentro de la melodía no siempre existe el mismo intervalo, o sea que cada tanto nos podemos encontrar uno mayor o uno menor. Es decir, las dos voces casi nunca cantan la misma melodía.

Los intervalos de segunda se consideran disonantes, sobre todo la segunda menor que consiste en tocar dos notas que se distancian de un semitono. En cambio, el caso del intervalo de séptima es diferente. La séptima menor siempre tuvo un lugar importante dentro de la armonía clásica, probablemente por la influencia del acorde de séptima dominante (que es en efecto una séptima menor). La séptima mayor, es decir la que en los acordes se señala como "7+", sí tiene un tono disonante, pero el oido ya se ha acostumbrado, ayudado por la gran distancia entre las dos notas y viene usado habitualmente en la música moderna.

Finalmente nos queda el intervalo de cuarta. Fue definido por los antiguos griegos como "el mejor" (y curiosamente cuando Mozart era un niño dijo lo mismo) pero hoy se ha perdido un poco su uso. Al escucharlo se tiene la impresión de estar escuchando música con un vago sabor oriental.

Un ejemplo de terceras paralelas en la música popular. Como se puede oir en el ejemplo, aunque se usan sólo dos notas el "sentido" del acorde resulta muy evidente.

Un ejemplo de cuartas paralelas da en cambio la lidea de la estructura "tipo oriental".
Las Escalas

¿Cuáles son las escalas usadas en la música clásica?. Son muchas así que sólo mencionaremos las principales.

La escala mayor (natural) es aquella en la que todos los intervalos son justos o mayores. Básicamente es la que todos conocemos do-re-mi-fa-sol-la-si-do.
La escala de do mayor

La escala menor (natural) es la que tiene un intervalo de segunda mayor y todos los demás son justos o menores. Esta también es muy conocida, la-si-do-re-mi-fa-sol-la, o si prefieres, do-re-mi-fa-sol-la-si-do.
La escala de do menor

La escala menor melódica es la que tiene todos los intervalos justos o mayores, excepto el de tercera, pero esto basta para definirla como escala menor (es por eso que a la tercera se le llama modal ya que determina el modo mayor o menor) Ej. la-si-do-re-mi-fa#-sol#-la, o también do-re-mi.-fa-sol-la-si-do.
La escala de do menor melódica

La escala menor armónica es como la escala menor natural con la diferencia que la sensible queda cercana a la tonal, y por lo tanto el intervalo de séptima es mayor, mientras la tercera y la sexta permanecen menores. Nos queda así un intervalo de segunda excedente entre el sexto y el séptimo grado do-re-mi-fa-sol-la-si-do.
Si el intervalo de tercera es mayor, la escala se llama mayor armónica: do-re-mi-fa-sol-la-si-do. Esta no es muy frecuente pero si se esta tocando en do mayor y te encuentras con un fa menor la está ejecutando implicitamente.
La escala de do menor armónica
La Escala de do mayor armónica

También existe la así llamada "escala menor de Bach", que cuando asciende se comporta como la melódica y cuando desciende, como la natural. Esta asimetría no se debe a un capricho si no que tiene una razón de ser. Como hemos visto antes, la escala menor natural tiene la desventaja de no tener la sensible a un semitono de la tonal. Al mover la sensible se obtiene la escala menor armónica, pero por desgracia quedarían dos notas cercanas a la distancia de tres semitonos, lo que no es muy agradable. Este es el origen de la idea de desplazar la sobredominante para obtener la escala menor melódica. Pero cuando se toca la escala descendente, no hay necesidad de acercarse a la sensible de la tónica con lo que se pueden evitar todas estas modificaciones.

La escala de do menor de Bach

¿Qué es la escala pentatónica?

Como lo indica su nombre se trata de una escala que utiliza solamente cinco tonos. La de uso más habitual es la de do-re-mi-sol-la-do. También la llaman la escala de las "teclas negras" porque si se tocan las teclas negrs de un piano, partiendo del fa#, se obtiene una escala pentatónica. Las melodías basadas en esta escala dan una sensación extraña debido al hecho que no existe un paso de medio tono de la sensible a la tónica y por eso las otras notas dan la sensación de no estar muy conectadas entre sí.

Una escala pentatónica

Un ejemplo práctico. Hemos dejado los acordes para ver como se puede enmascarar la pentatonalidad sin problemas...

¿Qué es una escala cromática?

Como su nombre no lo indica, la Escala cromática es la que utiliza todos los semitonos. No es habitual utilizarla completa pero es bastante común encontrar ejemplos con fragmentos de escala cromática descendente al bajo, ya sea dejando el mismo acorde (ej.: mientras se toca un la menor, el bajo toca y termina con un fa mayor) que cambiando el acorde a cada nota.

Una Escala cromática ascendente y descendente.

¿Qué son las escalas blues, y las "blue notes"?

Básicamente las "blue notes" son las notas cantadas más bajo de lo que indica la tonalidad (mayor) en la cual se está tocando. Generalmente estas notas son la tercera y la séptima, por lo tanto si estamos en do mayor debemos cantar el mi y si en lugar de los mi y si naturales, esto choca con los acordes utilizados ya que de un lado suena el mi natural y por otro se canta un mi. Esto dentro de la música clásica viene considerato un error manifiesto.
Por lo tanto la escala de blues es la que se compone de do-re-mi-fa-sol-la-si-do.

Una escala blues

¿Y que son los modos?

Esta es una buena pregunta. Habría que partir desde los antiguos griegos, para los cuales el intervalo más consonante (como indicabamos antes) era la cuarta y unían dos cuartas descendientes para obtener una escala que podía ser de tres tipos diferentes según donde caían los semitonos. La música gregoriana reelaboró (es decir copió todo sin entender las bases) estos modos y así se continuó hasta el 1500 cuando Glareano codificó 12, estos fueron cayendo en desuso hasta que quedaron sólo dos que son nuestros modos o tonalidades mayores o menores.

Desde un punto de vista práctico puede imaginarse los modos como diferentes escalas que usan sólo las teclas blancas del piano y parten de una nota cualquiera. Así tenemos el modo jónico que comienza en el do (como la escala mayor), el dórico en el re, el frigio en el mi, el lidio en el fa, el messolidio en sol y el eolio en el la (como la escala menor) y el hipofrigio en el si.

Otra manera de entender los modos con relación a nuestras tonalidades (excluyendo el jónico y el eolio) consiste en conocer las diferencias entre ellos.

Consideremos los dos modos más habituales; el mixolidio por ejemplo, es como el modo mayor excepto por la sensible que baja de medio tono. Si estamos en do mayor, en lugar de usar el sol mayor y el mi menor se usan el sol menor y el si mayor. El dórico en cambio es como el modo menor, exceptuando el sexto grado que sube de medio tono. Si estamos en la menor, en lugar de un re menor se usa un re mayor.

Un tema en modo mixolidio: Se trata de Norwegian Wood de los Beatles, que está en sol mayor pero utiliza el acorde de fa mayor y el fa natural, bajando por lo tanto, la sensible.

Un ejemplo del modo dorico. Puedes escuchar la parte del bajo al final del motivo que está en modo menor pero utiliza un do#.
Las notas

¿Qué es esta historia de las relaciones pitagóricas entre las notas?

Los alumnos de la escuela pitagórica (probablemente más que el mismo Pitágoras) se habían dado cuenta que dividiendo una cuerda según las relaciones compuestas por números y haciéndola vibrar, se obtenían sonidos armónicos. ¡Toda la teoría de los intervalos ha nacido de este descubrimiento!. Ahora veamos alguno de estos valores.

Antes que nada tenemos los armónicos. Si una cuerda de un determinado largo emite un do, la misma cuerda con la mitad de largo suena a una frecuencia el doble de alta emitiendo el do de la octava superior. Si en cambio dividimos esta cuerda por 3, nos dará un sol, por 4 nos dará nuevamente un do, esta vez dos octavas superiores, y finalmente si la dividimos por 5 nos dará un mi. En realidad con esto hemos logrado un acorde de do mayor, y esto no es una casualidad naturalmente. Este acorde suena bien porque la física nos enseña que cuando hacemos vibrar una cuerda, en realidad escuchamos una serie de armónicos, además si se trata de un acorde mayor los diferentes armónicos entran en resonancia reforzándose entre ellos.

En la sección dedicada a los acordes hemos visto que excluyendo la octava, el intervalo que suena más natural es el de quinta (y el de cuarta que es el inverso de el de quinta ), luego y a una cierta distancia le sigue el de tercera. Esta distancia es de verdad importante, es por ello que la armonía clásica dice que si un acorde tiene más de tres notas, como por ejemplo el dado por un coro a cuatro voces, no se debe jamás doblar la tercera

Resumiendo un poco y refiriéndonos a todas las notas de la misma octava por comodidad de lectura, mostramos las frecuencias relativas de todas las notas desde el do al do de la octava superior (exceptuando el fa# ya que forma con el do el "tritono diabólico")
Frecuencia relativa de los intervalos a partir del do
do

re-

re

mi-

mi

fa

sol

la-

la

si-

si

do
1

16/15

9/8

6/5

5/4

4/3

3/2

8/5

5/3

9/5

15/8

2

En realidad esta es la llamada "escala de relaciones simples" y no la pitagórica pura, que en realidad comienza con el do y continúa ascendiendo una quinta y descendiendo una octava. En cambio en las relaciones simples, se prefiere hacerlo a la inversa, comenzando por ejemplo por el fa para tener la relación con fracciones más bajas.

Efectivamente tenemos fracciones bajas, excepto para los intervalos de segunda menor y séptima mayor que por otra parte son bastante disonantes. Prueba a tocar contemporáneamente un si y un do cercanos y lo podrás comprobar. O sea que para llegar del fa al do (una quinta) se debe multiplicar por 3/2, y si lo que calculas es la quinta de un sol llegarás a un re en la octava superior con una relación de frecuencias de 9/4. Si dividimos por dos para bajar una octava obtendremos justamente 9/8.

La historia de las quintas es también bastante problemático para la armonía clásica. En efecto se habla del ciclo de las quintas, que en doce pasajes, todos de quinta, se retorna al punto de partida. Es decir do -> sol -> re -> ... -> sib -> fa -> do.

De todos modos las cuentas no salen bien. ¿Cómo puede una potencia de 3/2 ser igual a una potencia de 2?

En efecto, (3/2)^12 no vale exactamente 128 si no mas bien alrrededor de 129,7 (+/- 1%). Este es uno de los motivos por lo que no se incluye en la tabla precedente la frecuencia relativa del fa# o del sol, según se prefiera. En un caso la cuenta da 45/32 y en otro 64/45, que como es obvio son diferentes entre sí, lo que no es muy extraño ya que deben ser dos aproximaciones diferentes de la raiz cuadrdada de dos.

¿Entonces el re bemol y el do sostenido son notas distintas?

Sì y no. Tecnicamente, las dos notas son diferentes (la primera es un poco mas alta que la segunda) la diferencia entre las dos notas es de alrrededor de un noveno de tono (si os interesan los datos podemos decir que la relación de frecuencias de estas notas es de 531441/524288. Esta diferencia se llama comma y es una de las medidas que utilizan los afinadores. Para una afinación muy refinada, también existe el cent, un centésimo de semitono, que sirve para las diferencias mínimas en la afinación. En efecto las notas altas del piano deberían afinarse un poco más altas que su afinación y las bajas un poco menos. Esta diferencia puede alcanzar hasta 20-30 cent.

En teoría no hay ningún tipo de dudas. Casi ningún músico se atrevería a escribir un do# cuando la armonía exige un re (la explicación de cuando se utiliza uno u otro es algo complicada ya que habría que entrar en el campo de las tonalidades cercana y lejanas).

O sea que la respuesta correcta a la pregunta del título es "depende". Con el violín por ejemplo, es necesario tocar ambas notas de manera diferente ya que se tiene esa posibilidad. En cambio con una guitarra o con un piano, esto no es posible ya que se presiona el mismo traste o la misma tecla.

El nombre técnico para dos notas diferentes que suenan la misma nota es enarmonía. El problema es que mientras con un violín puedo tocar cualquier escala, con el piano o con la guitarra la cuestión no es banal. Por ejemplo, una escala de si mayor tiene un la sostenido y no un si, mientras que la escala de fa mayor tiene el si.

Un gran lío. ¿Cómo hacemos para que todo encaje?

Han sido necesarios varios siglos para encontrar una solución decente para definir las relaciones entre las notas, lo que llamamos afinación temperada .
En el medioevo o el renacimiento la solución elegida era la de "prohibamos a la gente escribir música en si mayor así podremos definir la nota entre un la y un si como un si. Esto se llamó afinación no temperada porque la relación entre dos semitonos consecutivos no es constante. El problema surge cuando al cambiar los tiempos los músicos comienzan a rebelarse porque desean una mayor libertad, especialmente para cambiar de tonalidad dentro de una misma obra. Después de grandes discusiones y tentativos de arreglar "como sea" las relaciones entre las notas de manera que todos queden satisfechos, se vio que el efecto era como el tirar de un lado para otro una manta demasiado corta y se pensó en una solución matemática pura. Se declaró que todos los semitonos tienen la misma distancia entre ellos.

En la práctica como tenemos doce semitonos en una octava cada semitono tiene una diferencia de una doceava parte. Como habréis intuído, este tipo de afinación es la llamada temperada, ya que la relación entre los semitonos son siempre iguales. En la tabla que sigue podemos ver la diferencia con la afinación no temperada y la relación entre ambos.
Frecuencias relativas entre la afinación no temperada, temperada, y su relación

do

do#
re

re

re#
mi

mi

fa

fa#
sol

sol

sol#
la

la

la#
si

si

do
no temperada

1.000

1.067

1.125

1.200

1.250

1.333

-

1.500

1.600

1.667

1.800

1.875

2.000
temperada

1.000

1.059

1.122

1.189

1.260

1.335

1.414

1.498

1.587

1.682

1.781

1.887

2.000
relación

100%

99.2%

99.7%

99.0%

100.8%

100.1%

-

99.8%

99.1%

100.8%

98.9%

100.6%

100%

Hemos resaltado las diferencias mayores a un comma, para que se tenga una idea del "error" que se comete utilizando esta escala. Es curioso notar como el mi y el mi, las notas que indican si la tonalidad es mayor o menor, sean las que tienen mayor diferencia con la afinación temperada (también son las más cercanas). Es decir que antiguamente la diferencia entre una tonalidad mayor y una menor era menos distante de lo que es ahora, quizá esta sea la causa de que tantas obras terminaban con el acorde mayor.

De todos modos esta dicusión duró mucho tiempo. El famoso "Clave bien temperado" de J.S.Bach fue compuesto para demostrar que con la afinación temperada se tenia la libertad de poder tocar en cualquier tonalidad.

Escala de do mayor temperada, es decir la que conocemos hoy.
Escala de do mayor no temperada (calculando las relaciones a partir del do). Esta suena extraña a nuestros oídos. El mi y el la son sensiblemente calantes y el do final da la sensación de ser creciente.
Escala di mi bemol mayor no temperada, transportada a do para poder comparar más fácilmente. En el ejemplo anterior el segundo tono (el re) está por debajo y tiene una relación de 10/9 con la tonal y no de 9/8. Esto se puede distinguir con facilidad.
Finalmente la escala di re mayor no temperada, siempre transportada al do para poder comparala mejor. En este caso las diferencias son muchas. El segundo tono (el re) tiene una relación de 10/9 con la tonal y no de 9/8. La dominante (el sol) tiene una relación de 40/27 en lugar de 3/2, finalmente la sensible (el si) tiene una relación de 32/15 en lugar de 15/8, escuchemos la diferencia con la escala de do mayor temperada.
Los acordes

¿Cual es la equivalencia entre notas anglosajonas y notas italianas?

Es muy sencillo, en la notación anglosajona se comienza desde el la, por lo tanto: A = la, B = si, C = do, D = re, E = mi, F = fa, G = sol.
De todos modos hay que prestar atención ya que en los países de lengua alemana tienen un sistema similar pero no igual. Precisando, el B de ellos equivale a nuestro si, mientras que la H corresponde al si natural. Además ellos agregan un "is" o un "es" en lugar de escribir "#" y"" como lo hacemos nosotros: por lo tanto "Aes" es un la bemol, mientras que "Gis" es un sol sostenido. Si además queremos complicarnos un poco más, tenemos que saber que los franceses llaman "ut" al do (y le ponen un acento al re), los norteamericanos cuando solfean usan los nombres en italiano, con excepción del sol al que llaman "so", y al si "ti".

¿Y cual es la relación entre los acorde anglosajones y los italianos?

Esto es un poco más complicado. Limitándonos por comodidad solamente al "do", es decir al C, aquí teneis una lista una breve lista de algunas equivalencias de nombres
Accorde inglés

Accorde italiano
C

Do
Cm

Dom , Do-
C7

Do7
Cmaj7

Do7+
C6

Do6
C5

Do (no 3)
C+

Do aum
Co

Do dim
Csus , Csus4

Do4

Nota: para indicar el acorde disminuído también se puede poner un triangulo

¿Qué significa la escritura con dos acordes separados por una barra, como por ejemplo D/F# ?

Fundamentalmente significa que se toca el acorde de la izquierda de la barra, en este caso el re, pero la nota más baja tiene que ser la que se indica a la derecha de la barra, que en nuestro caso es el fa#.

¿Qué son las "quintas vacías"?

Las "quintas vacías" (power chord) son los acordes formados solamente por la tónica y la dominante, es decir sin la tercera. Por ejemplo la quinta vacía del do es el acorde compuesto por do y sol. Estos acordes no son por si mismo ni mayores ni menores, se usaban mucho en la música del renacimiento y en el barroco para cerrar la composición, hoy han renacido en la música rock. En las partituras anglosajonas, la quinta vacía de do se indica como"C5".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada